Categorías
Mujer y feminidad

¿Sabias algo acerca de tu útero?

¿Sabías algo acerca de tu útero?

Hoy os quiero hablar un poco de nuestra anatomía, de nuestro útero, un órgano un tanto olvidado. En la imagen también se aprecian nuestros ovarios.

Todas nacemos con este maravilloso órgano es el útero, y seguro que muchas y muchos jamás lo habían visto en realidad. Su tamaño normal es de unos 7 centímetros de largo (unos 20 cm con las trompas y los ovarios) y 5 centímetros de ancho.

Este órgano se expande más de 100 veces para albergar un feto.
Cada mes, la capa que lo recubre, el endometrio, se autodestruye y vuelve a construirse y, a través de eso, elimina la menstruación por contracciones, por eso, el dolor menstrual es dolor de útero, no de ovarios.

El útero puede soportar hasta 150 veces su propio peso. Es el único órgano capaz de nutrir otro órgano: la placenta. Está conectado a ti. Si tú te estresas, él se estresa, si tú te relajas, él se relaja.

En el útero tenemos un segundo corazón, que es el que le da vida a todo lo que creamos.

*No olvidemos que hay un límite de dolor durante la menstruación, un dolor excesivo o incapacitante nos puede estar anunciando otros padecimientos. Mucha auto observación, autoconocimiento y auto cuidado


Así es como se ve la salida de nuestra menstruación por el orificio de nuestro cuello uterino

A veces esa sangre puede quedar hasta 12 hs antes en el fondo de la vagina hasta que sale por la misma.

A veces puede empezar un flujo marrón, que no es más que la sangre oxidándose, que da aviso que la menstruación llega.

El útero, está conectado a ti si tu te estresas, el se estresa, si tu te relajas el se relaja.

Chicas, para mi es importante escribir este artículo porque me encantaría que amarais vuestra anatomía. Siento que es momento de reivindicarlo y darle el lugar que se merece. Es importante conocerse. Otro día os hablare más sobre este órgano, de como conectar con el, como sanarlo, incluso haremos una relajación guiada.

Categorías
Danza Oriental Mujer y feminidad

Miren Ripa bailando en el año 1999 con 18 años

Miren Ripa bailando en el año 1999 con 18 años

¿Adivinen quien sale en este video? … Año 1999, una Miren adolescente (18 años ) en clases, en un intensivo de fin de semana primer contacto con el maestro Egipcio Mohamed Tolva.

Las clases con el maestro eran parecidas a las pruebas del ejercito. Eran muy exigentes, con una mirada, un gesto, estaba todo dicho. Tengo que ser sincera, el maestro Tolva tenía mala leche, bastante carácter, y a veces aparentemente prepotencia. No se le podía decir cualquier cosa; las cosas había que hacerlas como el decía y punto, y sino vuelta a empezar.

Sus clases eran divertidas pero exigentes, un aire completamente nuevo para mi. Mohamed era estricto y venía de una escuela muy disciplinada, si no me equivoco del clásico, y eso era lo que el buscaba, meter caña en sus clases. Si tenía que agarrarte las caderas o brazos para enseñarte, ¡lo hacia!. Tolva pedía un movimiento o gesto con la mano y había que hacerlo y imitarlo tal cual. Yo por aquella época humildemente hacia lo que podía, disfrutaba muchísimo de las clases.

Esta formación fue mi primer contacto con maestros egipcios, un antes y un después en mi aprendizaje. Acto seguido, mi maestra Ana González, yo junto a Tolva, fuimos a Madrid a aprender con el Maestro de maestros “Mahmoud Reda” a tomar clases en la escuela de Nesma Al andalus, por aquel entonces en la calle Vallermoso. Autenticas aventuras para mi cada fin de semana por los hostales de Madrid. Por aquella época también conocí a Elena de Castellón.

En las clases con Tolva, alucinaba, me sentía tan feliz con esos ejercicios que nos proponía, fluyendo entre esas músicas egipcias , disfrutando del presente. No había nada más importante en ese momento, ni nada que me hiciera tan feliz. Vestía mis mejores galas para la ocasión. Todavía recuerdo el pantalón bombacho naranja abierto por los laterales con pedrería morada decorado, incluso llevaba sujetador morado con flecos dorados, todo hecho por mi madre, modista. No se, pero me encantaba interpretar ese papel, por aquel entonces tenia el pelo bastante largo, y posiblemente iría pintada de arriba abajo, una barra de labios color berenjena de mi madre y posiblemente khool Indio en pasta para mis ojos, a modo de faraona.

Para mi, era muy llamativo tomar clases con un hombre. Hasta ahora siempre mis clases habían sido con mi maestra Ana González, una maestra con mayúsculas, de esas que no buscan simplemente enseñar a bailar sino ir más allá, hablo de cuidado del cuerpo, aceptación y amor hacia una misma y trabajo en equipo. La verdad que esta propuesta de Ana de aprender con un maestro diferente fue descubrir una forma nueva, otra persona, con su energía, fue interesante.

Yo por aquella época era una joven alocada, tal vez también testaruda, rebelde, posiblemente un caballo desbocado, que con cada clase, iba domesticándose. Aquellos años fueron de búsqueda, conocimiento, probando cosas, sin saber cual era mi misión, intentando buscar mi oficio. Yo lo tenía claro, recorría cualquier lugar por la danza, bien sea bailando con Shokri Mohamed un verano de gira, o conociendo a gente interesante de la danza de España, como a la Tunecina Nargess Montaser por ejemplo.

El maestro quería enseñarme, que yo lo imitara y lo hiciera igual, pero yo marcaba mi estilo único y personal rebelde. El lo intentaba, y algo conseguiría pero mi colocación corporal no era buena, por mucho que el empujaba mis brazos para arriba intentando conseguir que yo los estirara, mi eje necesitaba años de trabajo. Yo venia del baile relajado egipcio de Ana González, sin exigencias, pero Mohamed quería transmitirme el clásico estilizado egipcio. Posiblemente sería la chica más joven de esa clase.

La verdad, eran tan divertidas esas diagonales con desplazamientos… Todas aquellas mujeres si no me equivoco tenían bastante dominio y control corporal, cada una con su estilo. El maestro me corregía y pedía movimientos más estrictos y definidos, se paraba una a una y pedía algo con sus gestos.

En esta clase había mujeres maravillosas, todo fluya y se compartía. Ahora recuerdo a muchas de ellas, fueron compañeras algún tiempo en clases. Mujeres diversas, algunas jóvenes otras maduras, todas sonrientes y empotreradas, deseando aprender y nutrirse.

Sinceramente yo iba a mi bola, necesitaba más caña. Años después seguí mi formación perfeccionando la técnica con más sesiones con Tolva, así como con Malhumorad Reda, viajes a Egipto, sesiones con Yasmin Al Ghazali incluso recibí con sinceridad una sesión con Alejandra weil la cual nunca olvidaré. “Miren si sigues muchos años con esta técnica te vas a machacar la espalda”, eran algunos consejos y experiencias las cuales me hicieron mejorar día a día.

Esta claro que si el maestro Tolva decía así, había que hacerle caso por que sino se enfadaba, tenía un pronto muy fuerte, eran otros tiempos…. Gracias a que en otras clases tenia a mi amorosa maestra Ana…

Bueno, ¿y tu? Seguro que tienes experiencias llamativas que contar tipo estas… Para mi ha sido un tesoro recibir estos videos de mi maestra, como mirarme de adolescente y retroceder 20 años atrás.

Esta es mi crónica de mis clases con Mohamed Tolva. El tiempo pasa y no volverá, somos esponjas aprendiendo toda la vida y cada maestro a marcado algo en nuestra trayectoria. Mis respetos a Tolva.

 

Categorías
Mujer y feminidad

La danza oriental y la mujer

La Danza Oriental y la mujer

La danza del vientre o danza árabe, esta enredada en una telaraña de mitos y
fantasías occidentales sobre Oriente: La danza de los siete velos, la odalisca, Salomé, la favorita del harén. Todas estas fantasías tienen una base de realidad.

Creo que es necesario retomar esa base, la historia real, dejar de lado el mito, para así, tener una idea más clara y no confundirse entre espejismos. No pretendo hacer historia de la danza  del vientre, no por ahora; pero no está de más echar un vistazo por sus recorridos históricos para hacerme entender mejor.

Algunos investigadores, sitúan el surgimiento de la danza del vientre en la India,
otros en el Egipto faraónico. Probablemente estuvo presente en los rituales de la
Gran Diosa Madre responsable de la reproducción de todo el planeta. En una época donde la humanidad estaba organizada matriarcalmente, se veneraba el poder de dar vida y esta, era probablemente la danza de esos rituales de la fertilidad.

     EN LA ANTIGUEDAD

Esta danza fue bailada por las sacerdotisas de las diosas Isis, Astarté, Venus, etc.; dentro de templos y bajo un complejo código que caracterizó las religiones del Oriente pre – monoteísta. A través de una modificación en esas religiones, los rituales, anteriormente exclusividad del clero y de la nobleza, se abrieron a la gente común. De esta forma, todo tipo de gente entró en contacto con la danza de estos rituales y la empezaron a imitar en sus festividades cotidianas.

Las mujeres de las tribus nómadas, de Medio Oriente y del Mediterráneo, se
encargaron de conservar, transmitir y perfeccionar la danza durante cientos de
años. En los siglos XVIII y XIX, durante las conquistas europeas en oriente, viajeros occidentales, se maravillan ante una danza donde las bailarinas, (que para ese entonces ya eran profesionales independientes o miembros de compañías), mueven (según ellos) en forma extraña y seductora la cadera y el abdomen, por lo cual la bautizan como Danza del Vientre.

Su nombre original en árabe es Raqs Al Sharq, literalmente: Danza Oriental. De esta primera visión, nacen algunos relatos y representaciones pictóricas de esta danza; dando origen a un estilo artístico llamado Orientalismo.

    A PARTIR DE LAS DÉCADAS DEL 60/70:

Foto: Farida Mazar Spyropoulos bailarina conocida como Fatima que actuaba bajo el nombre de Little Egypt.

Se produce un “boom” de la danza del vientre en Europa y Estados Unidos, a donde inmigran profesoras y bailarinas de oriente para difundir su arte y donde se empiezan a producir películas basadas en historias orientales.

En ellas, es recurrente la aparición de una bailarina oriental seduciendo a un varón, sea su tío – padrastro, en el caso de Salomé, sea a James Bond, o un Sultán. En todos los casos, la bailarina u odalisca representa a una mujer que usa su poder de seducción, que ofrece su cuerpo a la audiencia masculina, para conseguir algo ilegal o moralmente inaceptable para nosotros occidentales. El verdadero origen de la palabra odalisca es turco y designaba a las esclavas de los harenes sin definir sus oficios.

Pero, hay otro dato: durante el Imperio Turco – Otomano hubo una clase de esclavas muy cotizadas a las que se les llamaba entretenedoras que no solo bailaban la danza del vientre, sino que eran expertas en el canto, la música, la poesía, en el tatuaje, etc. Si evocamos a estas odaliscas – entretenedoras, creo que sería sobre valorar a las bailarinas de hoy hacerse llamar como tan completas artistas. Hoy en día, en lugares quizás olvidados por el progreso, ya no están las sacerdotisas, sino, mujeres comunes, madres, estudiantes, niñas, abuelas, profesionales.

La danza del vientre hace parte de sus vidas cotidianas; bailan antes de parir, en el séptimo día de vida de sus hijos, en fiestas de boda y circuncisiones, o simplemente para olvidarse por un pequeño lapso de sus problemas. Esta es una danza bailada por mujeres, desarrollada por y para ellas. Admite todo tipo de cuerpo en cuanto a peso, medidas, estatura y edad. Cada mujer aprendiendo la misma técnica, puede desarrollar un estilo personal expresivo y estético. El tiempo que lleva dominar la técnica es relativo a cada mujer y depende de si su objetivo es ser profesional o aficionada.

La danza del vientre es una de las danzas más antiguas del mundo y a mi entender la que mejor suple las necesidades femeninas, tanto en lo físico como en lo expresivo. Intento redescubrir la naturaleza del movimiento femenino, resaltar las formas del cuerpo de la mujer y sus posibilidades expresivas; para que podamos encontrarnos con nuestro poder natural.

Por Paula Lena (Argentina) Neo Baladi – Reflexiones sobre para desde la Danza Oriental. Ed. Libro Luminoso.

Categorías
Mujer y feminidad

Beneficios de la Danza Oriental

Beneficios de la Danza Oriental

   ARMONIA ENTRE CUERPO Y EL ESPIRITU

Si nos abocamos específicamente a la finalidad de la danza oriental, debemos retrotraernos a la prehistoria y señalar que el objetivo de este baile es hallar la armonía entre el cuerpo y el espíritu, y el medio es la contracción y relajación muscular en la parte inferior del tronco mediante movimientos circulares, a diferencia de otros que suelen centrarse en los músculos de las extremidades.

El entrenamiento de la danza del vientre repercute en otras partes del cuerpo, fortaleciendo los músculos del abdomen, la parte inferior de la espalda y en particular la pelvis. Este último punto deja entrever la sabiduría de nuestros antepasados, dado que el movimiento circular de los músculos del abdomen implica una presión interior sumamente útil para el procesado de desechos en el cuerpo humano.

Señalaremos que los antiguos egipcios tomaron al baile como un deporte, volviendo sus cuerpos más resistentes, superando en muchos casos la esperanza de vida a la de los egipcios contemporáneos.

   BENEFICIOS FÍSICOS: 

Rigidez. Gracias al trabajo por separado de cada parte del cuerpo como cadera, caja torácica, pecho, hombros, cabeza, etc, permite el desbloqueo, la fluidez y la coordinación; y la eliminación de los conocidos nudos de tensión que se forman ya sea por estrés, cansancio físico, o la carencia de ejercitación de ciertos músculos.

Flexibiliza y tonifica todo nuestro cuerpo. Es un ejercicio increíblemente completo, apto para cualquier persona y cualquier edad.

Mejor circulación. Al ejercitar los músculos, éstos necesitan más oxígeno, y el sistema circulatorio trabaja para dárselo, así que el corazón late más rápido, haciendo que la sangre fluya con más intensidad limpiando las células de toxinas y que el metabolismo trabaje a un nivel de regeneración adecuado. Reducción de la presión sanguínea.

Vicios posturales. Hoy en día, debido a ciertos trabajos, tendemos a distraer la postura adecuada creando a la larga problemas serios y con consecuentes dolores. La postura que se mantiene en esta danza elimina los malos hábitos y proporciona mayor flexibilidad en la espalda ya que busca el eje y el equilibrio de una forma relajada y natural.

Evita la artrosis, reuma. Armoniza la función de los músculos con los cartílagos y las articulaciones. El ejercicio estimula a estas bisagras del cuerpo a hacerlas móviles y las alimenta con las lubricaciones naturales del organismo. El llevar una vida sedentaria provoca la pérdida de este proceso natural y la consecuente pérdida de la elasticidad. La danza del vientre estimula el movimiento fluido por el cuerpo, cosa que otras danzas no logran.

Quema calorías. De acuerdo con diversos estudios, la danza quema entre 250-300 calorías por hora. Va relacionada con la perdida de peso.

Aparte de ser una manifestación artística, la danza oriental se ha adaptado como programa de ejercicio. Al tratarse de un entrenamiento cardiovascular completo y fortalecer los músculos abdominales, está ganando popularidad entre hombres y mujeres que desean perder peso, ganar flexibilidad y firmeza y perder barriga de forma rápida. Una sesión intensa de sesenta minutos puede quemar alrededor de 330 calorías. Además mejora mucho la postura. Es una disciplina que no tiene límite de edad ni contextura física.

   BENEFICIOS PSICOLOGICOS 

Además, la danza tiene una doble función, por una parte nos invade de endocrinas el cerebro y aumenta la dopamina, por lo que obtenemos más relajación natural, y por otra nos hace vencer la inercia de permanecer sin hacer nada. Por otro lado, la danza coordina los músculos y los nervios con la mente. Cuando el oído capta la música, tranquiliza, el cuerpo se manifiesta y se fusiona con la melodía o el ritmo desencadena en una sensación sumamente placentera que podríamos llamar felicidad. De hecho, la medicina utiliza actualmente la danza y la música como terapia; la danza contribuye a curar la depresión, el nerviosismo y la neurosis, patologías corrientes en nuestros tiempos.

Desbloqueos. Provoca el desbloqueo físico, psíquico y mental que induce a generar cambios de actitudes y a sentir más seguridad ante la vida.

Aumenta la autoestima. Ayuda a recuperar la confianza en uno y a vencer viejos miedos. A lo largo de la vida, podemos construir ideas negativas acerca de nosotros o de nuestro cuerpo, generando complejos e inseguridades. Esta danza contribuye a movernos de manera más natural y sencilla.

Fortalece el sistema nervioso.

Expresión de emociones. Se trabaja con estados anímicos tales como la tristeza, la alegría, la picardía, la dulzura, que se reflejan en el cuerpo, es una danza que es capaz de traducir lo qué sucede en el interior de la bailarina, encontrando en esta forma de manifestación un gran alivio, tranquilidad y armonía.

Fomenta la creatividad. Es una danza que valora la capacidad de improvisación, de creación de la intérprete, de la expresión de sentimientos, es un medio para contar una historia, valora la espontaneidad, cosa que no sucede en todas las danzas, y mucho menos en la vida social.

Aporta gran coordinación y sentido del ritmo.

Fomenta el optimismo y las ganas de vivir.

Mejora el esquema corporal. La imagen que tenemos de nosotras mismas.

Mejora la concentración. Es una meditación dinámica.

Ayuda a mejorar la comunicación. El bailar con otros, ya sea en danzas grupales improvisadas, o mismo el sólo hecho de compartir un espacio donde utilicemos este lenguaje corporal, hace que nos desinhibamos y creemos lazos con nuestros compañeros, muy diferentes a los que se crean fuera de ese ámbito. Es danza terapia y músico terapia.

   BENEFICIOS A NIVEL ARTISTICO Y CULTURAL

Muchas personas reconocen la cultura árabe por distintas obras, como el libro de ‘Las mil y una noches’ o construcciones como el Taj Mahal, además de que su historia es muy rica, los árabes nos legaron grandes descubrimientos en la Química, la Astronomía, la Ingeniería, las Matemáticas y la Medicina, entre otras. Basta nombrar solo el álgebra, los números arábigos y el uso del cero, para aquilatar la importancia de su aporte a la humanidad.

Es una bellísima forma de expresión artística.
Nos acerca a la cultura y tradiciones árabes, que forma parte de nuestra historia: Al-Ándalus.
Su magia y su sensualidad nos transporta a lugares exóticos.
Nos permite disfrutar de la bellísima música árabe, riquísima en matices, ritmos, instrumentación, melodías,…

¿Te has dado cuenta lo beneficioso que es bailar danza oriental?

¡No dejes de bailar nunca!

Seguimos aprendiendo…

Categorías
Mujer y feminidad

19 Consejos para tu vagina

19 Consejos para tu Vagina

¡Hola! Hoy te voy a dar unos consejos para que conozcas un poco mejor tu vagina ¿estás preparada? ¡Adelante!

  • 1. La secreción vaginal es normal.
  • 2. No es necesario usar ropa interior 24/7.
  • 3. Las vaginas son lo suficientemente ácidas, incluso como el Cloro, de ahí la decoloración de la ropa interior.
  • 4. Los labios internos más largos son más normales que los más pequeños (pero ambos están bien).
  • 5. El esperma de un hombre puede modificar el ph y el olor de tu vagina
  • 6. No es normal ni seguro para ti que las vaginas huelan a flores, así que deja de esperar que suceda o de usar desodorantes y duchas vaginales.
  • 7. DETEN el lavado vaginal, no uses duchas vaginales ni perfume pues son mierda para las vaginas.
  • 8. La vagina se limpia sola.
  • 9. Tener relaciones sexuales no tiene ninguna correlación de cuán “apretada” está tu vagina.
  • 10. ¡Las infecciones por hongos son comunes!
  • 11. Lo mejor que puedes hacer por tu vagina es dejarla en paz.
  • 12. Si tu vagina apesta o su secreción apesta y tiene un color amarillo, verde o café por favor visita a tu Obstetra y deja de tratar de culparla porque apesta.
  • 13. Déjala respirar.
  • 14. La VAGINA es una cavidad interna, NO toda el área genital, lo que ves por fuera es tu vulva. Por favor jamás uses jabones dentro de tu vagina.
  • 15. Siempre orina después de tener relaciones sexuales para enjuagar el tracto urinario de los líquidos que podrían quedar atrapados allí y causar infecciones de las vías urinarias.
  • 16. Bebe agua.
  • 17. Usa bragas o calzones de algodón. El uso de seda, satén y encaje de manera regular puede irritar tu vulva y modificar el ph. No discutas conmigo sobre esto. No me importa si dices que tu mamá te puso pañales de satén y todo lo que has usado en la vida son las bragas de satén. Si eso es verdad, tu vagina está apagada. Te lo garantizo.
  • 18. ¡Deja de poner talco en tu vulva, detente INMEDIATAMENTE! El talco causa cáncer. Esto no es un engaño ni una broma y no me importa si su tía Myrtle, la tía Myrtle de 97 años, lo ha estado usando dos veces al día, todos los días. ¡DETENTE! ¡HOY!
  • 19. El ambiente vaginal, normalmente es muy agresivo para los espermas, excepto cuando estás ovulando pues el Ph se torna alcalino y garantiza que el esperma viva entre 3 y 5 días .

¿Qué te ha parecido? ¡Interesante verdad! descubrir, amar tu cuerpo es parte de tu autoestima. Con la danza y estos típs, verás como te redescubres.

Categorías
Mujer y feminidad

La salud de la mujer y la danza oriental

La salud de la mujer y la danza Oriental

A lo largo de estos años, he sido testigo de los beneficios que he sentido bailando esta danza, físicamente, psicológicamente, a nivel mujer mujer y autoestima. He pasado de ser una adolescente a ser una madre de dos hijos y alcanzar cierta madurez. Ahora puedo corroborar lo que me a ayudado bailar, en todas estas etapas de mi vida. Te lo explico mejor a continuación.

La danza oriental es una de las formas de danza más antigua… Los beneficios son tanto físicos como mentales. Es un buen ejercicio cardiovascular, ayuda a mejorar tanto la flexibilidad como la fuerza, a su vez trabaja directamente sobre los centros de energía corporales, eliminando tensiones y armonizando la energía.

    EMBARAZO Y POST-PARTO

Para las mujeres embarazadas, es un excelente ejercicio para preparar el vientre antes del parto y luego de este, ayuda a recuperar el área del abdomen. Te lo aseguro, es muy importante no nos abandonemos después de la maternidad, o a cualquier edad, según pasan los años la musculatura tiende a relajarse, sobre todo la vejiga y abdomen. Algunos médicos la recomiendan a sus pacientes para recuperarse del parto, así como preparación para el mismo, ya que los movimientos fortalecen y aportan tono muscular a la zona pélvica.

Te animo a incorporar los ejercicios que podrás ver en ponte en forma con Miren, son ejercicios para activar tu suelo pélvico y transverso del abdomen, una capa de músculos interna que recubre nuestras vísceras y que es muy conveniente trabajar. https://bailaconmiren.com/cursos/ponte-en-forma/

La danza Oriental es una de las formas más antiguas de instrucción para que dar a luz, se utilizaba para que fuera menos doloroso y más satisfactorio. Yo soy un ejemplo de ello, el día en que mi segundo hijo decidió nacer, me puse la música en mi mp3 desde las 2,00 de la madrugada, cuando empezaron las contracciones y baile incluso en el paritorio, decidí que en este segundo parto yo iba ser la que llevaba el timón, lo iba vivir de una manera diferente, más consciente. Y así fue, mi hijo nació a las 6,00 de la mañana.

Se dice que antiguamente en el momento del parto, algunas mujeres de la tribu rodeaban a la parturienta mientras realizaban la danza del vientre, para que ésta hiciera los mismos movimientos como acto reflejo, reduciendo así el dolor de las contracciones. Hay vídeos sobre el parto natural donde se puede presenciar la mujer dando a luz de pie, bailando y dejándose llevar por la música y el ritmo natural de sus contracciones, moviendo suavemente la cadera mientras su bebé se abre camino por el canal del parto, esto se me hace tan familiar…

La danza Oriental, es un excelente trabajo de notificación muscular, especialmente de la zona pélvica-abdominal y además de glúteos, piernas y brazos. Aporta una gran movilidad articular en las zonas lumbar, cervical, cintura escapular, evitando el anquilosamiento y la rigidez de las articulaciones. Mejora los procesos fisiológicos propios de la mujer, aliviando los síntomas de la menstruación y la menopausia y compensando el proceso de descalcificación y osteoporosis. Mejora el tránsito intestinal.

Carece del efecto negativo del impacto en articulaciones, permitiendo un trabajo cardiovascular de bajo impacto, lo que la hace recomendable para cualquier edad y condición física y de una gran ayuda si se desea perder peso.

   REFUERZA TU FEMINIDAD

Si quieres vivir mas plenamente las etapas que nos toca transitar a las mujeres, ¡esta es tu danza! ayuda a redescubrir las posibilidades expresivas del cuerpo de la mujer, resaltando las formas y atractivo, desarrollando tu autoestima y confianza en ti misma. La danza oriental es una disciplina amable y sutil, que conjuga perfectamente erotismo y espiritualidad a través de movimientos relajantes pero estimulantes a la vez, capaces de despertar los sentimientos más profundos, contactándonos con sensaciones internas gratificantes y liberadoras y armonizando nuestro ser interno con la belleza exterior. Este baile hace hincapié en trabajar de forma aislada los músculos, enseñando a mover varios grupos musculares de forma independiente. La danza oriental es apropiada para todas las edades y para personas de cualquier constitución, siendo la bailarina quien controla el nivel de exigencia física. Es muy beneficiosa para la mente, ya que fomenta la autoestima, mejora el grado de bienestar de quienes disfrutan practicándola regularmente.

   BENEFICIOS 

  • Realza la feminidad. Ayuda a conectarse con la esencia de lo femenino, y pudiendo a la vez explotar ese poder de seducción, venciendo prejuicios impuestos por la sociedad. El erotismo sólo se encuentra en la mirada del que observa.
  • Aumenta la fertilidad.
  • Trabaja el suelo pélvico.
  • Previene incontinencias y prolapsos.
  • Reduce los dolores menstruales y aparato digestivo. Se ha comprobado que los dolores amainan gracias a los movimientos pélvicos que masajean la zona haciendo que trabaje mejor internamente, sin necesidad de recurrir a la química. Sabemos también que dichos movimientos ondulatorios, favorecen la eliminación de desechos, dado que ayudan al funcionamiento del aparato digestivo.
  • Mejora las relaciones sexuales.
  • Ideal durante el embarazo.
  • Sus movimientos facilitan el paso del bebé a través del canal del parto.
  • Acelera la recuperación posparto.
  • Reduce los síntomas de la menopausia.
  • Trabaja la feminidad, la sensualidad y el amor.

¿Te has dado cuenta lo beneficioso que es bailar danza oriental? ¡No dejes de bailar nunca!

Categorías
Mujer y feminidad

¡REFUERZA TU SUELO PÉLVICO Y TRANSVERSO DEL ABDOMEN!

¡Refuerza tu suelo pélvico y transverso del abdomen!

Hola! Hoy me gustaría hablarte de como activar el suelo pélvico y la musculatura de transverso abdominal con la danza oriental y mis ejercicios de ponte en forma.

El ciclo vital de la mujer, pasa por diferentes fases, niñez, pre- adolescencia, mujer adulta y menopausia. Según pasan los años, y como es ley de vida, la musculatura se nos va debilitando. Los embarazos tienen un gran impacto corporal sobre la mujer, también el cambio hacia la menopausia, por ello, si no ejercitamos el transverso y suelo pélvico, podemos sufrir serios problemas. A modo de prevención, sería una buena idea empezar desde joven a ejercitar estos músculos, y tener estas zonas activadas, no solo por el lado estético sino por la salud.

Con la danza oriental, trabajamos a través del movimiento global, el tejido especifico de periné y abdomen. Esta danza es recomendada por diferentes médicos para trabajar con estas musculaturas y así afrontar una vida saludable.

  • ¿QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO?

El músculo del suelo pélvico, está formado por tres anillos que se encargan de mantener en suspensión y en posición correcta el útero, la vejiga y el recto, desafiando la fuerza de la gravedad.

Después del parto, y con la edad, es habitual que este músculo se debilite; las consecuencias tienen un impacto muy negativo en la calidad de vida de la mujer, ya que, además del descolgamiento de los órganos intraabdominales (prolapso), se relacionan directamente con la incontinencia urinaria y la disfunción sexual femenina.

Por esta razón, fortalecer el suelo pélvico es muy importante, realizando los ejercicios que te muestro en mis cursos. Los músculos de la vagina, la vejiga y el ano se pondrán firmes y se desplazarán hacia arriba.

  • ¿QUÉ ES EL TRANSVERSO ABDOMINAL?

El músculo transverso del abdomen es aquel que cubre la columna vertebral hasta la línea alba para estabilizar nuestra postura y proteger la zona lumbar, es la “faja natural” que recoge nuestras vísceras. No es fácil localizarlo al encontrarse en una zona interna, por debajo del músculo oblicuo interno.

  • ¿CÓMO ACTIVARLO?

Para localizarlo, túmbate boca arriba con las rodillas flexionadas, y las puntas de los pies hacia arriba, palpamos con los dedos al lado de las crestas iliacas, y sentimos la zona que se contrae al respirar. Tratándose de un músculo exhalador, sentiremos la activación del transverso del abdomen solo al expulsar el aire del todo por la boca, imagina que estas subiendo la cremallera de un pantalón ajustado hacia arriba.

1-Postura en descarga

2-Columna Neutra

3-(Hundir Infra-Umbilical)

4-Integrar suelo pélvico y diafragma

¡Te invito a hacer estos ejercicios conmigo totamente gratis!

  • ¿TE GUSTARÍA QUE TE ENSEÑARA A ACTIVAR ESTOS MÚSCULOS?

Soy Miren Ripa y te voy a mostrar una rutina de ejercicios especial para las mujeres. Conocí estos ejercicios es un centro de Fisioterapia a raíz de mi postparto, por otro lado la danza oriental, forma parte de mi vida hace 25 años. Puedes hacer estos ejercicios desde casa cómodamente y sin necesidad de moverte.

(Pincha Aquí) para ver curso Online ponte en forma (Especial suelo pélvico y transverso Abdominal) https://bailaconmiren.com/cursos/ponte-en-forma/

(Pincha Aquí) para ver el curso Online “Los cimientos de la danza oriental”

https://bailaconmiren.com/cursos/nivel-basico/

(Pincha Aquí) para ver el curso Online “Los movimientos más importantes de la Danza Oriental” https://bailaconmiren.com/cursos/nivel-iniciado/

GRACIAS POR LEERME. ¡SALUD!

Categorías
Mujer y feminidad

Empoderarse a través del cuerpo

Empoderarse a través de cuerpo

¡Me encanta esta foto! para mí , la danza significa empoderamiento y libertad.

Con la danza oriental, aprenderás a quererte más a ti misma, teniendo en cuenta quela Danza Oriental es mucho más que aprender a bailar. Es un viaje hacia tu autodescubrimiento como mujer.

Las mujeres que bailan danza Oriental se apropian de su cuerpo y logran expresar
su lado femenino y empoderarse, aceptarse, alcanzan un conocimiento profundo de sus cuerpos a través de la integridad de los movimientos, conociendo de esta manera las posibilidades de expresión de ellos.

Este reconocimiento del cuerpo lleva a un proceso de introspección con respecto a
su vivencia personal de ser mujer y ejercer el poder sobre su sexualidad.

¿QUÉ ES EL EMPODERAMIENTO?

El empoderamiento femenino es el proceso que permite el incremento de la
participación de las mujeres en todos los aspectos de su vida personal y social.
Gracias a el, pueden ser dueñas de sus vidas e intervenir plenamente y en
igualdad en todos los ámbitos de su sociedad, incluyendo la toma de decisiones
y el acceso al poder. En este proceso se fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven.

SORORIDAD , UNION ENTRE MUJERES

En este camino, no estamos solas, juntas somos más fuertes que por separado,
nuestro poder como mujeres es nutrirnos a nosotras mismas y nutrir a las demás.
Somos dadoras de empatía, receptoras de hermandad, de un vínculo donde juntas
somos mejores que en soledad.

Esta alianza debe impregnarse en cada mujer, en nuestro día a día,
apoyándonos con el objetivo de empoderarnos mutuamente. Sororidad es sinónimo de solidaridad, es ser capaces de crear una red de apoyo entre
nosotras para ayudarnos.

La danza del vientre es unión, es sororidad, fraternidad, en tanto en este contexto
las mujeres crean lazos de solidaridad y transforman sus relaciones entre el género.

En esta sociedad patriarcal en la que vivimos, donde los cuerpos femeninos están
cargados de connotaciones y limitaciones, “la danza del vientre no es para seducir al hombre”. Este estilo dancístico, en particular, ha sido cargado histórica y socialmente de prejuicios y nociones sexistas y machistas.

Pero las cosas están cambiando, “La igualdad de genero también es cosa de los
hombres” y para cambiarlo, se necesita la participación de los hombres en la lucha
feminista, ya sea dentro de la organización como miembros activos o como agentes del cambio externo que apoyen a la causa con el único objetivo de un mundo mejor, más justo y en equidad de género.

Que las mujeres se empoderen no tiene nada
que ver con que los hombres pierdan poder,
sino que tiene que ver con que ambos se
complementen. Así es como se restablecerá
el equilibrio. Los hombres necesitan
reaprender a ser hombres de una nueva
manera, y las mujeres también necesitan
reaprender a ser mujeres.

 

DANZA Y SANACIÓN

Bailar brinda a las mujeres que practican esta danza una posibilidad de sanación de la salud holística. Por ejemplo, se dice que movimientos como los camellos y las
ondulaciones trabajan fluidez y liberan bloqueos en los órganos del pecho y el abdomen, son beneficiosos para los riñones, el colon, para liberar toxinas y para la
respiración, dado que se suelta y se expande el diafragma. Los círculos de pelvis también son beneficiosos para el estreñimiento y los cólicos menstruales, además de relajar la mente y aliviar dolores de cabeza.

Las mujeres obtienen un amplio conocimiento sobre la relación entre movimientos
corporales y desbloqueo de energías. Las bailarinas afirman haber sentido aquellos
cambios en su vida, dan convencimiento de que así sucede y de que el manejo de
chacras empodera la capacidad de sanación corporal. La práctica de esta danza ha
traído paz a muchísimas vidas, y alivia malestares de salud comunes en las mujeres
causados por el ciclo menstrual y estrés y se atribuye ese poder al desbloqueo
chacra tico, como beneficio adicional a la pasión que se siente por bailar. Millones de mujeres recurren a la danza del vientre como apoyo para liberar el estrés que la
enfermedad y los tratamientos les genera, adema s de fortalecerse físicamente.

Todo esto nos lleva a relacionar esta filosofía con la de la danza útero, técnicas
que acompañan y nutren a la mujer en sus diferentes fases de su vida, combina
la danza sagrada, el ritual, la teoría tántrica, la meditación y el redescubrimiento de
ti misma.

Danza que tiene capacidad para conectar u tero y corazón y crear espacios
protegidos para que las mujeres puedan ser ellas mismas, decidiendo cómo y de qué manera quieren moverse.

Son muchas las mujeres y profesionales de la meditación y el baile que, trabajan
proporcionando cursos y talleres relacionados con la danza y la fuerza que ésta
puede otorgar a las mujeres, ayudándolas a habitar el espacio de una manera plena
y consciente.

Existen estudios que demuestran que la depresión afecta tres veces más a las
mujeres que a los hombres y justamente, en esta tendencia de la mujer hacia la
tristeza hay un componente hormonal y otro de género. Por eso, una de las
herramientas para mantenerse saludable y evitar caer en estados prolongados de
tristeza es el movimiento. Moverse, como sea, pero activando esa fuerza que reside en el interior del cuerpo de la mujer.

Y a ti, ¿te ha ayudado esta danza en algún momento especifico de tu vida?
¿Te sientes más empoderada desde que bailas?

Categorías
Mujer y feminidad

El Clítoris

El Clítoris

¡Hola! Hoy te voy hablar de el clítoris, el amado que no conocemos suficiente.

-Es el único órgano dedicado al placer. ¡Existe solo para hacer disfrutar y es todo !

-Como muestra la imagen, el clítoris tiene una cabeza, un capuchón y piernas. Es como un Iceberg, la mayor parte está escondida. Se encuentra al interior del cuerpo montado alrededor de la vagina. Solo un cuarto del clítoris es visible al exterior.

-El aspecto de glande del clítoris (la parte visible) varía en función de las personas puede ser del porte de un poroto o del porte de un pepinillo.

-HAN CENSURADO EL CLITORIS. Se conoce desde el siglo XIX, pero desde 2017 ha vuelto a presentarse correctamente en algunos manuales escolares en Francia.

-Sobre el efecto de la excitación, el clítoris se para: se llena de sangre, se hincha y se vuelve mucho más sensible. Al igual que el pene, también se erecta.

El clítoris posee 8000 terminaciones nerviosas (4000 para el pene). Acariciar el clítoris aumenta generalmente las posibilidades de tener un orgasmo.

-El lugar conocido como PUNTO G está compuesto de un conjunto de tejidos, incluyendo una parte del clítoris al que se llega a través de la vagina. Es un área estriada en la entrada de la vagina que puede provocar placer cuando se presiona encima.

-¿Orgasmo de clítoris o vaginal ? Eso no existe ! En los dos casos es el clítoris quien entra en juego (ya sea directa o indirectamente)

-Bajo el efecto de hormonas, el clítoris puede crecer. Esto pasa especialmente en hombres transgénero que toman terapia hormonal. A eso lo llamamos “Dickclit”.

¿Y tu, conocías todo esto?

Espero que te allá sido de interés

Sex Education, serie de Netflix. Fuente: Le petit manuel Sex Éducation.

Categorías
Mujer y feminidad

MENSTRUACIÓN CONSCIENTE

Menstruación Consciente

Estaría genial si las mujeres aprendiéramos a escuchar nuestro cuerpo y respetarnos.

Hoy tengo la menstruación, y estos síntomas, me están diciendo que pare, que me centre en mi, que no pasa nada si hoy voy más lento. Hoy escucho esa sabiduría de mi interior que me habla….

Vivimos en un mundo, tan masculino en el que se nos impone el producir, las prisas, lo tecnológico, ¿Y que pasa con la intuición, con la piel, la sensibilidad, la sabiduría de ser mujer?

¿Y tu, practicas el auto-cuidado en estos días, y darte los mimos que necesitas?

Mi ultimo periodo, a sufrido un retraso de días, tal vez, ya se por que ha sido, por que he tenido que dirigir un espectáculo de música y danza árabe con alrededor de 20 personas, entre ellas hombres y mujeres bajo mucha presión, la cual no me gusta. Me ha tocado ser mujer organizadora y resolutiva, en definitiva solucionar problemas, y a veces ser muy firme. Esto no es fácil, cuando se acerca el día de tu periodo…

Por fin, me he derrumbado con el periodo y he podido sacar mi sensibilidad mis sentimientos más internos, los cuales no siempre son de película de final feliz Americana, pero abrazar todo lo que viene es el camino hacia la sanación.

Soy mujer y siento muchísimo estos cambios que se producen cada mes, y si no estoy atenta hacia adentro, y me permito ser yo, cuidándome, observándome lo que pasa cuando llegan estos días, dándome la tranquilidad y escucha que necesito… me frustro.

No estoy sola, no soy la única que se mete a las cavernas cada mes. No soy la única que esta más sensible y por que no, puedo decir también que me siento mas sabia como una anciana.

Estoy harta de llevar vaqueros prietos que oprimen mi cuerpo y de no respirar mis partes al viento, de tener que seguir las modas de las canciones de danza oriental… ya veis que tengo mi parte guerrera y rebelde acentuada.

Hoy comparto con vosotras esta poesía de Esty González de “Danza Menstrual”.

Hoy desciendo abrupta.

Mi caudal de energía se diluye, bajonazo, me voy a la cueva, por favor silencio.

Vienen sacudidas en forma de sueños intensos y ganas de llorar y rabiar.

Mucho rabiar. Porque ahí está… a punto de desprenderse una parte de mi.

La rabia que precede a la acción. La acción es dejar ir.

Después de intensos días en la creatividad. Para afuera, apagando fuegos, y encendiendo velas…ostras.

Silencio por favor.

Silencio y suavidad. Sensaciones. Contracciones. Apertura y sangrado.

Soledad y silencio en un mundo cero preparado para la sagrada ciclicidad.

Ahí me muevo. Me mezo en la Luna y en mis sueños.

Caliento mi vientre con movimientos. Y pido silencio…para ese cuerpo y canela y romero…

EL REDESCUBRIMIENTO DE LA MENSTRUACIÓN Y SUS DONES

Antiguamente la menstruación era un don a partir del cual la mujer generaba vida. La sincronicidad entre el ciclo femenino y la orbita de la luna alrededor de la Tierra revelaba el vinculo que une la menstruación con los grandes ciclos de la vida y el universo.

Esto hacia que nuestro cuerpo y nuestras reglas fueran sagrados. Hoy, sin embargo, en nuestra civilización tecnológica, el aspecto sagrado de la menstruación ha dado paso al estigma, la incomprensión, la alteración de nuestro sistema endocrino (anticoncepción hormonal) y recientemente el aniquilamiento de la regla (nueva píldora que reduce la regla a cuatro anuales).

Hemos pasado del todo a la nada. Una excelente forma de volver a recuperar nuestro poder es redescubrir, comprender, desestigmatizar y utilizar los verdaderos dones de la menstruación.”

SIGNIFICADO EMOCIONAL: PROBLEMAS EN LA MENSTRUACIÓN

El flujo mensual es expresión de feminidad, fertilidad y receptividad. La mujer está sometida a este ritmo. Tiene que amoldarse a él y aceptar las limitaciones que le impone.

La «no reconciliación» con la propia feminidad subyace en la mayoría de los trastornos menstruales y en muchos otros síntomas del campo sexual. La entrega, la adaptabilidad, siempre es difícil para el ser humano, exige renuncia a la propia voluntad, al yo, al predominio del ego. Uno tiene que sacrificar algo de su ego, una parte de sí, y esto es lo que la menstruación exige de la mujer. Porque, con la sangre, la mujer sacrifica una parte de su fuerza vital. La regla es un pequeño embarazo y un pequeño parto. Y, en la medida en que una mujer no esté conforme con esta «regla», se producirán trastornos y dolencias menstruales. Éstos indican que una parte de la mujer (por lo general, inconscientemente) se rebela ya sea a la regla, al sexo o al hombre, o a todo ello. Precisamente a esta rebelión, «yo no quiero», apela la propaganda de las compresas y tampones, prometiendo que, si empleas el producto, serás libre y podrás hacer todo lo que quieras durante el periodo. La publicidad explota hábilmente el conflicto básico de la mujer: ser mujer, sí, pero no aceptar lo que trae consigo la condición femenina.

A la que sufre dolores menstruales le duele ser mujer. Los problemas menstruales denotan problemas sexuales, pues la resistencia a la entrega que se manifiesta en el trastorno menstrual delata un agarrotamiento de la vida sexual. La que se relaja en el orgasmo se relaja también en la menstruación. El orgasmo es una pequeña muerte, lo mismo que el sueño. También la menstruación tiene algo de muerte: unos tejidos mueren y son expulsados. Pero morir no es sino la invitación a superar las limitaciones del yo y sus ansias de dominio y dejar que las cosas sigan su curso. La muerte sólo es una amenaza para el ego, nunca para el ser humano en sí. El que se aferra al ego experimenta la muerte como una lucha. El orgasmo también es una pequeña muerte, porque exige desprenderse del Yo. Y es que el orgasmo es la unión del Yo y el Tú, lo cual presupone la apertura de la frontera del Yo. Quien se aferra al Yo no experimenta el orgasmo (lo mismo ocurre cuando se quiere conciliar el sueño, como se verá más adelante). La afinidad entre muerte, orgasmo y menstruación debería estar clara: es la capacidad de entrega, el estar dispuesto a sacrificar una parte del ego.
La menstruación es determinada físicamente por la interrelación de la hormona femenina estrógeno y la hormona masculina gestágeno. Esta interrelación corresponde a una «sexualidad a escala hormonal». Si esta «sexualidad hormonal» se perturba, se trastorna también la regla. Esta clase de anomalías difícilmente se subsana con la administración de hormonas medicamentosas, ya que las hormonas son exclusivamente representantes materiales de las partes del alma masculina y femenina. La curación sólo puede hallarse en la reconciliación con la propia condición sexual, ya que éste es requisito indispensable para poder realizar en sí el polo del sexo opuesto.

¿Qué te ha parecido? ¿ Y tu como llevas la menstruación?

Fuentes: La Hermandad del Camino, M.Mar Jiménez, Esty Gomlez de “Danza Menstrual”.